Powered by Bravenet Bravenet Blog

Subscribe to Journal

Wednesday, January 31st 2007

8:30 PM

LA VIOLENCIA EN LA PAREJA

  • Humor:
  • Música:

Hoy quiero comentarles sobre un artículo muy interesante que leí recientemente, el cual transcribo a continuación una parte de él y que es un tema en boga y un problema muy grave que estamos viviendo en nuestro planeta y en nuestra sociedad que va en aumento cada día más y que cada uno de nosotros hemos vivido de alguna manera ya sea porque nos ha sucedido a nosotros o bien porque le ha sucedido a un pariente o a una amistad, por ello creo conveniente que hagamos consciencia sobre este problema para poder ayudar a quien este inmerso en una situación de violencia familiar o de pareja.

 

Este artículo está inspirado en el web Blian Nelson´s Abuse Pages (http://www.az.com/~blainn/dv), siendo algunos trozos traducción adaptada de sus páginas. Blain Nelson consiguió salir del ciclo de la violencia, su experiencia y dedicación al tema hacen de su web un lugar que merece ser visitado. Este fragmento esta tomado de la siguiente dirección: http://www.geocities.com/~lalia/violenci/nov96.html

 

EL CICLO DE LA VIOLENCIA

 

Se divide en varias fases:

 

  • Fase de acumulación de tensión.
  • Fase de explosión violenta.
  • Fase de " luna de miel".
  • Escalada de la violencia doméstica.
  • Negación.

 

Por tratarse de un documento extenso sólo quiero compartirles la primer fase que me parece la más interesante y en la que hay que estar alertas para evitar caer en una situación semejante y en caso de ya haber caído o pasado por ella, aprender, reflexionar y pedir perdón en caso de haber sido el agresor y en caso de haber sido el receptor, aprender, reflexionar y perdonar porque el rencor es el peor consejero y la venganza sólo genera más violencia y destrucción, pero lo principal sobre todo es cambiar y ser mejores seres humanos cada día, por lo que cualquier parecido con la vida real es mera coincidencia.

 

FASE DE ACUMULACIÓN DE TENSIÓN

 

El abuso físico es siempre precedido por el verbal.

 

La tensión del hombre aumenta. Se muestra irritable. Parece enfadado sin motivo varias veces a la semana. Esto siempre sorprende a la mujer. Cuando ella le pregunta, el niega su enfado y de alguna manera replica devolviendo la culpabilidad a la mujer "eres demasiado sensible" Si ella se siente herida e intenta hablar con él del tema, él se niega, se queja de que ella está haciendo un problema de nada, de que quiere empezar una discusión e impide que se hable en serio sobre el asunto "no tengo idea de lo que quieres decir, no se de que me estás hablando"

 

La mujer se siente cada vez más frustrada y perpleja. No puede conseguir que él comprenda sus puntos de vista. Empieza a preguntarse qué es lo que está haciendo mal y porqué se siente tan angustiada. Él cada vez comparte menos con ella sus planes o sentimientos. Curiosamente, él siempre parece tomar el punto de vista opuesto al de su compañera en cualquier tema que ella menciona. Ella afirma con humildad "yo creo...", "me parece que...". Él habla con autoridad, como poseyendo la verdad, dando por sentado que el único punto de vista correcto es el suyo. Ella nunca es capaz de decirle "¡cállate!" o "¡para!" pero él sí lo hace.

 

La víctima del abuso vive en un estado de confusión, en público ella es una con el hombre pero en privado el se transforma. Todo empieza con sutiles menosprecios, ira contenida, fría indiferencia, sarcasmo, largos silencios, demandas irrazonables o manipulativas.

 

Cuando ella se queja el lo niega "haces un problema de todo", "¡si que eres sensible!". Si ella le pregunta porqué está enfadado el contesta "¿qué te ha molestado de mí?" o "¿por qué estas tan nerviosa?" devolviéndole la pelota. El niega siempre su hostilidad y no da validez a las afirmaciones o valoraciones de la compañera, sin embargo con los amigos y la familia él se comporta como un tipo agradable y encantador.

 

De forma sutil o no tan sutil, se le repite a la mujer el mensaje de que su percepción de la realidad es incorrecta y de que sus sentimientos son malos o patológicos. Ella acaba dudando de su propia experiencia y sintiéndose culpable por lo que pasa. Cree que su pareja no la acaba de entender porque ella se comunica mal. El abuso verbal es un problema de control, de lucha por adquirir y mantener el poder. Los primeros efectos del abuso verbal son confusión angustia, culpabilidad.

 

La mujer empieza a caminar sobre agujas, con infinito cuidado, preguntándose que es lo que hace mal. Se siente confusa. Intenta mostrar a su pareja que lo ama y esmerarse en todo lo que hace. Analiza su propia conducta, se echa la culpa de lo que sucede y excusa a su compañero con alguna clase de racionalización. Intenta evitar que el hombre se enfade. Hace maravillas para frenar la tensión creciente, para calmar su ira antes de que él se vuelva más peligroso, pero siempre hay algo que ella hace o dice mal, o algo que ella tiene que hacer y no hace, etc. Cuanto más se disculpa ella por sus "errores" más se enfada él. Cuanto más le manifiesta ella su amor, él la percibe más empalagosa, dependiente e incluso exasperante.

 

El empieza a distanciarse emocionalmente. Ella siente pánico de que la abandone y se apega más y más. Ella tiene una adicción al amor. Pero él ya no siente ningún amor, está distanciado y cada vez más irritable. Ella se disculpa una y otra vez y manifiesta sus emociones, esperando clarificar lo que está pasando pero él se harta y siente necesidad de castigarla verbal, físicamente o ambas cosas.

 

Del ABUSO VERBAL descrito en el primer apartado, se pasa a una CONDUCTA AMENAZANTE (golpear, lanzar o romper objetos, amenazar...). El 90% de las veces que se da ésta aparece también con el tiempo un maltrato físico directo.

 

Por último es conveniente preguntarse cada uno de nosotros  ¿Estoy yo en ese ciclo?

 

Mucha gente lo está. El abuso no es simplemente un problema de machos, o de personas pobres o de alchólicos o drogadictos. El abuso es un problema de igualdad de oportunidades y de lucha por el poder y el control en la pareja; cualquiera puede caer en él. Los hombres lo hacen, las mujeres también.

Muchos agresores y muchas víctimas no se dan cuenta de que lo son. Por un millón y una razones la gente se oculta a sí misma que está en una relación de abuso doméstico. Racionalizan, minimizan y justifican el tema, tanto el agresor como la víctima. Generalmente ésta piensa que es la culpable de la situación, es mucho más fácil engañarse así, que aceptar que el compañero no la quiere, valora, ni respeta y también esta el problema de afrontar una situación de minusvalía económica y social que impide a la mujer reaccionar y exigir respeto para su persona o si el agredido fue el hombre exigir dicho respeto para él también y en caso que éste no se de y la persona NO reflexione ni le caiga el veinte y evolucione, lo mejor es alejarse del agresor y vivir una vida en paz.

0 Comentarios.

There are no comments to this entry.

Post New Comment

No Smilies More Smilies »